Las cosas que te conté mientras esperábamos nuestro tren II


Madrid dice que septiembre es para los corazones rotos. Que hay azoteas para tirarse de cabeza y azoteas para perder los sentimientos de golpe. Te hablo viniendo de una. Nunca he sido muy de volar alto, ni de asomarme a precipicios, pero desde que tus hombros son míos veo el mundo de otra manera. Pero Madrid no son sólo azoteas, ojalá. Madrid son alquileres de colchones a medias, y bares que sirven las cerveza con tanta espuma como el mar. Ya ves, que si por aquí no encuentras la playa, ven a verme. (...) ¿Alguna vez te has preguntado qué es magia? Yo no. No tengo necesidad de complicarme la vida si no es durmiendo en tu cama. Pero imagínate que lo pienso y lo más parecido que se me ocurre es tu nombre. Entonces sí que podría buscar una azotea y tirarme de cabeza...

4 comentarios :

  1. Ai jo, qué bonito. Me encanta. Cómo escribes, y Madrid también. Me he sentido muy identificada, y me ha encantado y , bueno, qué decirte sino que admiro cómo escribes.
    Espero leerte muy pronto, un beso <3

    ResponderEliminar
  2. Es un texto precioso, ya mismo te sigo. Me encanta el diseño del blog, y escribes genial, de verdad.
    Nos leemos :)).

    ResponderEliminar
  3. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a emitacat@gmail.com

    besoss!!
    Emilia

    ResponderEliminar